ADVERTENCIA

Que nadie se llame a engaño. Los ciudadanos que deseen mantener hoy día el equilibrio emocional necesario para sobrevivir en la jungla que habitamos por culpa de los de siempre, deben mantener un estado de alerta permanente porque a la primera de cambio pueden verse enfangados en intereses ajenos,  ser cómplices de rentables mentiras para quienes las promueven y sufrir idénticas manipulaciones a los muñecos de un guiñol, por quienes dominan los medios de comunicación, verdaderos creadores de opinión en aquellos que no están suficientemente despiertos.

Saber leer un periódico con objetividad y criterio personal. Asistir a una conferencia con la mente prevenida por lo que pueda llegar a nuestros oídos. Participar en una tertulia con sordina a palabras necias y opiniones ajenas tomadas de terceros. Ver un noticiero televisivo con filtro inteligente de imagen y sonido. Y poner un velo a toda la bazofia dispersa en páginas de periódicos, emisoras de radio y pantallas televisivas, es una exigencia de nuestro tiempo para todo el que quiera ser dueño de sus propios juicios, sentimientos y opiniones.

Estad alerta amigos porque el depredador social no descansa en su insaciable búsqueda del incauto, el crédulo o el imbécil para llevarlo a su redil y obtener de él cuanto ambiciona para satisfacer su ambición de poder y dinero. Seductor de mentes ingenuas, siempre con el ojo en el punto de mira sobre las piezas desprevenidas para cazarlas al menor descuido de éstas.

Esta entrada fue publicada en Diario breve y notas en el camino y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.